2016-06-04
En el prestigioso diario “La Nacion” de Argentina se publicó la nota titulada “Fuego en el tablero: la Olimpíada de ajedrez en Azerbaiyán”

“En la República de Azerbaiyán, un punto geográfico en el Cáucaso Sur, en Eurasia, entre Asia Occidental y Europa Oriental, cuyas fronteras limitan con Rusia, Turquía, Georgia, Armenia e Irán, y el Mar Caspio baña el largo de su costa del Este, el juego de ajedrez no se trata sólo de una actividad milenaria y cultural; junto al fútbol y la lucha libre es uno de los deportes más populares de ese país. 

Por ello, entre el 1 y 14 de septiembre, la capital Bakú será anfitriona de la mayor fiesta de los escaques y trebejos: la 42ª Olimpíada de Ajedrez. La principal competencia por equipos, un Mundial de seleccionados que fue creada por la Federación Internacional (FIDE, según sus siglas francesas) en 1924. Más de 3000 deportistas de 170 naciones (entre ellos la Argentina que irá con dos conjuntos, uno masculino y otro femenino) tomarán parte del Festival que los organizadores aseguran, será el mejor de la historia.

Estado de Azerbaiyán con la asistencia del sector privado conformó el Comité Organizador con un presupuesto de 13.000.000 de Euros (seis de los cuales, serán destinados al alojamiento en 1ª clase de ajedrecistas y dirigentes) y que tendrá a su cargo la logística del desafío (hospedajes, traslados, servicios y seguridad). El fabuloso estadio cubierto Crystal Hall de Bakú (con capacidad para 25 mil espectadores) fue elegido sede del certamen, y ya pasó con éxito las pruebas de control de los expertos.

“Tenemos experiencia en la organización en esta clase de eventos; en 2015 en Bakú se disputó la Copa del Mundo de Ajedrez (triunfó Karjakin) y los Primeros Juegos Europeos. Si bien la cantidad de participantes fue menor, ésta vez no habrá problemas en repetir la calidad de la atención” aseguró a La Nación, Rashad Aslanov, Encargado de Negocios de la embajada de Azerbaiyán en la Argentina. Y agregó: “en el período soviético y luego durante la independencia, nuestro líder Heydar Aliyev apostó a llevar nuestro ajedrez a lo más alto de las competencias. Contamos con los mejores jugadores y maestros, y cada vez hay más presencia del juego en los colegios porque creemos en las cualidades del ajedrez pedagógico. En 2012, en el Congreso de la FIDE en Estambul presentamos nuestra propuesta para organizar la 42ª olimpíada en 2016, la que fue aprobada por mayoría, por los presidente de las federaciones de ajedrez del mundo”.

“Los argentinos que visiten Bakú en septiembre no sufrirán con el clima; en esa época del año los días se parecen al mes de marzo de aquí, es la transición del verano al otoño, pero con mucho viento. También existe un buen servicio de transportes, en subtes, taxis y bus, para trasladarse y visitar las obras de la arquitectura antigua y moderna, como el Palacio de los Shirvanshahs, la Torre de Doncellas o el Museo de Arte Moderno” contó Gulshan Khidirova una de las asistentes.

Aunque la embajada funciona en Argentina desde 2010 y su Encargado de Negocios sólo lleva un par de meses en el país, el funcionario soltó más comparaciones. “Bakú no es una ciudad cara; tal vez hasta algo más económica que Buenos Aires. Nuestra moneda es el Manat, y un dólar tiene el valor de 1,5 manat. Se puede almorzar o cenar con 10 dólares, y consumir gaseosas o café desde u$s 0,50 hasta u$s 3”.

En “La tierra del fuego”-ese es el significado etimológico de Azerbaiyán-, al ajedrez se lo conoce como “Shah Mat” -vocablo de origen persa que expresa Jaque Mate- y arrastra un vínculo milenario con su cultura; el juego participó en las obras de Khagani, Nizami y Fuzuli, principales escritores entre los siglos IX y XV. Y existen registros de la poetisa de Karabaj, Khurshidbanu Natavan jugando ajedrez con el escritor francés, Alejandro Dumas en su vista a Azerbaiyán en el siglo XIX.

Pero más allá de las raíces del juego, hoy el tema que preocupa a esta nación, con mayoría religiosa musulmana es la violencia social que sacude a Europa y el horror de sus atentados. La seguridad es el punto de mayor atención de los organizadores.“Es un tema delicado y muy importante para todos nosotros; el propio presidente, Ilham Aliyev tomó el mando y dio la orden para que fuera garantizada la seguridad de todos los participantes e invitados de la competencia”, afirmó Aslanov.

¿Eso incluye al equipo armenio?

Sí, por supuesto. Nosotros estamos abiertos a recibir a todas las comunidades. En la Copa de Ajedrez en 2015 hubo presencia de ajedrecistas armenios y no tuvimos ningún incidente.

Sería interesante que el conflicto político entre ambos países no se dispare al tablero deportivo; la ausencia del equipo de Armenia (aún no confirmó su participación) dejaría en jaque la calidad de la competencia. Es que unos y otros cuentan con varios de los mejores ajedrecistas del planeta: Azerbaiyán ocupa el 9° lugar en el ranking de las 175 naciones de la FIDE (la Argentina es 25ª), y Armenia se adjudicó tres de las últimas seis olimpíadas.

Ahora en Azerbaiyán es tiempo de enroques y gambitos; la capital Bakú se prepara para ejecutar su mejor jugada. Tal vez el ajedrez no consiga poner fin a tantas hostilidades y desencuentros,pero al menos que la intensidad del fuego (el de la tierra o el juego) no sobrepase los límites del tablero. Esto es mucho más que un deseo”.

http://blogs.lanacion.com.ar/ajedrez/noticias/fuego-en-el-tablero-la-olimpiada-de-ajedrez-en-azerbaiyan/

 

bakushop