2016-09-01
Declaración del Ministro de Asuntos Exteriores de la República de Azerbaiyán Elmar Mammadyarov en la Reunión Informal de los Ministros de Relaciones Exteriores de los países participantes de la OSCE

Potsdam, 1 de septiembre, 2016

La seguridad del área de la OSCE está socavada por los conflictos armados sin resolver, continuas agresiones militares, creciente presión del terrorismo, extremismo violento, separatismo, ataques cibernéticos, radicalización y etc. La intolerancia y discriminación, en especial por la etnicidad y religión, así como islamofobia también son desafíos serios. La mayoría de los problemas internacionales de seguridad de hoy han sido causados por la violación deliberada y malinterpretación del derecho internacional.

A veces, se piensa que para conseguir los objetivos políticos de corto plazo, se puede ignorar a las normas y principios del derecho internacional. Algunos hasta activamente las violan mediante el uso de fuerza contra la integridad territorial de los países. Tengo que admitir, lamentablemente, que por primera vez en la OSCE esto comenzó por la vecina Armenia contra mi país. Con total violación del derecho internacional y respectivas resoluciones del CS de la ONU, Armenia por mas de 2 décadas mantiene ocupado los territorios de Azerbaiyán y ejecutó una limpieza étnica notable en las tierras incautadas.

El Ministro de Asuntos Exteriores de Armenia habló aquí muy controvertidamente. Todos aquí reconocen y saben bien sobre el conflicto de Nagorno Karabaj entre Armenia y Azerbaiyán: Quien es el agresor! Quien ha ocupado las tierras de Azerbaiyán! Quien usa la fuerza contra mi país! Quien violó el derecho internacional y humanitario!

Hay alrededor de 1 millón de refugiados y personas internamente desplazadas en Azerbaiyán. Es tiempo exacto para llegar a un avance en la mesa de negociaciones y comenzar con la retirada de las fuerzas militares de Armenia de las tierras ocupadas de Azerbaiyán.

El respeto a las fronteras reconocidas internacionalmente es imprescindible para el orden mundial y la comunidad internacional. En este contexto, se debe garantizar la inadmisibilidad  de los atentos de alterar las fronteras internacionalmente reconocidas de los estados mediante el uso de la fuerza.

Con el fin de evadir y prevenir los desarrollos negativos, debemos asegurar la estricta adherencia a las normas del derecho internacional, incluyendo los principios del Acta Final de Helsinki y otros documentos y decisiones de la OSCE.

 

Fuente: http://mfa.gov.az/az/news/909/4289