2017-03-31
31 de marzo Día del Genocidio de Azerbaiyanos

Desde los principios del siglo XIX, miles de familias armenias han sido transferidos a tierras históricas de Azerbaiyán en las gubernías de Karabaj, Najichevan, Zangazúr e Iraván y otras regiones, desde Irán y Turquía. Crear un estado de “Gran Armenia” y desplazar a nuestro pueblo de nuestras tierras históricas fue el objetivo por lo cual los nacionalistas armenios y sus partidarios ejercieron su política de limpieza étnica y motivo de los genocidios cometidos deliberadamente contra los azerbaiyanos durante más de dos siglos.

El genocidio cometido contra los azerbaiyanos el 31 de marzo de 1918 es el más sangriento de las tragedias y se destaca por consecuencias graves. Beneficiándose de las revoluciones de febrero y octubre de 1917, los armenios lograron cumplir con sus planes sucios bajo la bandera de bolcheviques.

Las matanzas masivas se cometieron por los grupos armados armenios-bolcheviques del 31 de marzo al 1-2 de abril en 1918 en Bakú, donde estos grupos asesinaron con crueldad a civiles indefensos. En el transcurso de ese periodo en el territorio de nuestro país fueron asesinados cientos de miles de azerbaiyanos, entre ellos más de 30 mil habitantes de Bakú y alrededores fueron asesinados con crueldad por su nacionalidad. Se destruyeron monumentos históricos, hospitales, escuelas y mezquitas.

Con el decreto sobre el Genocidio de Azerbaiyanos firmado por el Presidente Heydar Aliyev el 26 de marzo de 1998, dichos eventos recibieron atención política y el genocidio de azerbaiyanos cometido por los armenios fue reconocido oficialmente por primera vez. El 31 de marzo- Día del Genocidio de Azerbaiyanos cada año se conmemora oficialmente en el país.

Recientemente, se han descubierto en Gubá los testimonios que indican que durante ese periodo de 1918 los armenios llevaron a cabo masivas matanzas. Gran cantidad de huesos humanos descubiertos aquí son muestras de la crueldad y el vandalismo de los criminales armenios durante las matanzas.  Con motivo de mantener en evidencia la matanza de miles de personas y conmemorar a las víctimas, se creó un Complejo Memorial de Gubá que recibe las visitas de la población y extranjeros.