2017-09-20
- El Presidente de la República de Azerbaiyán Ilham Aliyev se dirigió a la apertura del 72º período de sesiones de la Asamblea General de la ONU

El Sr. Ilham Aliyev, Presidente de Azerbaiyán, denunció que el gran porcentaje del territorio de Azerbaiyán se encuentra bajo ocupación militar de Armenia. Hace más de 25 años que Armenia ocupa el 20 % del territorio de Azerbaiyán- Nagorno Karabaj y 7 distritos adyacentes. Nagorno Karabaj es una parte antigua e histórico de Azerbaiyán. Como resultado de la agresión de Armenia más de 1 millón de azerbaiyanos se convirtieron en refugiados y personas internamente desplazados Armenia condujo una política de limpieza étnica contra los azerbaiyanos en Armenia, en Nagorno Karabaj y 7 distritos de Azerbaiyán.

            Armenia cometió el genocidio contra los azerbaiyanos en Jodyalí. El genocidio de Jodyalí es oficialmente reconocido en más de 10 países. El 26 de febrero de 1992 Armenia cometió un crimen de guerra matando a 613 residentes civiles de Jodyalí, entre ellos 106 mujeres y 63 niños. Uno de los criminales de guerra que cometió ese terrible crimen contra la humanidad es el actual presidente de Armenia.

            Las resoluciones del Consejo de Seguridad que exigen la retirada de las tropas de Armenia de Azerbaiyán no fueron escuchadas. Otras organizaciones internacionales han adoptado decisiones y resoluciones similares, pero no han sido implementadas por Armenia, que sigue ignorando el clamor internacional, sin condena. Esta dinámica es un doble estándar inaceptable. Se deben imponer sanciones a Armenia, que no ha hecho nada para mejorar la situación y ha bloqueado las negociaciones sustantivas. El Presidente cuestionó el hecho de que cómo un Estado corrupto y fallido podría violar el derecho internacional durante tantos años e ignorar las resoluciones del Consejo. La respuesta era la existencia de un doble estándar.

El Presidente lamentó que no se hayan impuesto sanciones a Armenia, una política que debería ser detenida. La agresión llevada a cabo por Armenia no sólo fue una injusticia, sino que también creó la ilusión de que el país podría continuar con sus ciertas acciones. Los dirigentes de Armenia no deben olvidar que Azerbaiyán perseverará para proteger su soberanía. Exhortando a la comunidad internacional a que se oponga al fascismo y al terror armenio, el Presidente dijo que Azerbaiyán estaba comprometido con la resolución pacífica del conflicto, pero al mismo tiempo defendería a sus ciudadanos, de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas y si fuera necesario, castigaría al agresor como lo había hecho en abril de 2016. Insistió que la integridad territorial de Azerbaiyán debe ser restaurada. El conflicto de Nagorno Karabaj entre Armenia y Azerbaiyán debe ser resuelto en base al derecho internacional y las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

A pesar de estos desafíos, Azerbaiyán es un comprometido miembro de las Naciones Unidas, afirmó el Jefe de Estado. Todas las libertades fundamentales están plenamente proporcionadas, incluyendo la libertad de expresión, la libertad de prensa, la libertad de reunión y la libertad religiosa. Azerbaiyán es un centro de multiculturalismo, con todas las religiones y grupos étnicos viviendo en paz y armonía. El país reconoce la multietnicidad como un activo y acogió varios diálogos interreligiosos en los últimos años, entre ellos uno en asociación con la Alianza de Civilizaciones de las Naciones Unidas. Además, el objetivo principal del Proceso de Bakú es fortalecer el diálogo y la cooperación entre el mundo musulmán y Europa, agregó el Presidente.

En el frente económico, informó que la economía de Azerbaiyán continuó creciendo exponencialmente, mientras que el desempleo estaba entre los niveles más bajos del mundo en el 5 por ciento. La pobreza también se encuentra en declive. En 2015, Azerbaiyán ha sido galardonado con el premio Sur-Sur que reconocía sus logros relacionados con los Objetivos de Desarrollo del Milenio. El país también se encuentra altamente clasificado en la escala de desarrollo humano, y exporta no sólo productos agrícolas, sino también productos intelectuales, mientras que su tolerancia cero hacia la corrupción y el soborno lo hacía atractivo para los inversionistas. En 2015, Azerbaiyán también había recibido un premio de servicio público de las Naciones Unidas.

El Presiente luego señaló que sin apoyo internacional, Azerbaiyán ha construido casi 100 nuevos asentamientos para refugiados y desplazados internos que sufren de la ocupación armenia. Se están construyendo escuelas y hospitales, y la alfabetización es cercana al 100%. Casi la mitad de la población recibe un chequeo médico anual gratuito, cortesía del Estado. Con la ayuda de sus socios internacionales, Azerbaiyán también está cerca de completar un corredor de gas, entre los proyectos de infraestructura más grandes del mundo. El país está utilizando su ubicación para convertirse en un centro de transporte líder en la región Euroasiática, y ha construido 11 nuevos aeropuertos y millones de kilómetros de carretera. El moderno astillero naval del país es capaz de fabricar todo tipo de buques, afirmó el Presidente, también destacando la modernización de su infraestructura ferroviaria que se está llevando a cabo.

 

bakushop